domingo, 22 de diciembre de 2013

Muérdago

En este misterioso poema de Walter de la Mare, escritor inglés nacido en Kent en 1873, lo sobrenatural se alía con lo navideño de manera muy sugerente. ¡Feliz Navidad a todos! … ¡y felices besos bajo el muérdago!



Muérdago

Walter de la Mare (1913)


Sentado bajo el muérdago
de un color verde pálido feérico,
una última vela consumiéndose,
los adormilados bailarines ya ausentes,
a la tenue luz de una vela,
y las sombras acechando por doquier,
alguien llegó y me besó.

Fatigado estaba; la cabeza se me iba,
los ojos cerrados bajo el muérdago,
de un color verde pálido feérico.
No se oyeron pisadas, ni tampoco voz se escuchó,
mas mientras estaba allí sentado, en soñolienta soledad,
unos labios invisibles se agacharon en el calmo aire en penumbra
y me besaron. 


(©Traducción de Ricardo José Gómez Tovar)


Foto: Mistletoe-after-rain-Copyright-Jonathan-Briggs_LW


Mistletoe

Walter de la Mare (1913)

Sitting under the mistletoe
(Pale-green, fairy mistletoe),
One last candle burning low,
All the sleepy dancers gone,
Just one candle burning on,
Shadows lurking everywhere:
Some one came, and kissed me there.

Tired I was; my head would go
Nodding under the mistletoe
(Pale-green, fairy mistletoe),
No footsteps came, no voice, but only,
Just as I sat there, sleepy, lonely,
Stooped in the still and shadowy air
Lips unseen—and kissed me there.