miércoles, 28 de noviembre de 2012

El relevo generacional




–Déjala a ella que sea pájaro –dijo el padre, contemplando su disfraz de plumas.
–Volará hasta el cielo y ya no regresará –vaticinó angustiada la madre.



Se oyó un revoloteo tornasolado y el palomar comenzó a vibrar en clave de si. Dos blancas figuras se acercaron arrullando a los padres de Violeta.


–Bueno, ¿viene con nosotras o no?

Su hija avanzó a saltitos portando un papel y agitó las alas entusiasmada.


–Y pensar que fueron una especie tan prolífica y ahora tienen que reclutar mensajeros entre los humanos...


Describiendo un perfecto círculo celta en el aire, la niña gritó: ¡Jerónimo!  

miércoles, 21 de noviembre de 2012

CINCO AÑOS DE FINITUD


Este es el relato que he presentado la pasada semana a Relatos en Cadena, un concurso imprescindible para todo microrrelatista que se precie:




Sus labios perfilados se contraen para dejar escapar un silbido corto. Ya no volverá a trabajar allí. El sonido sale patéticamente desafinado, como si sus notas hubieran olvidado formar escalas. Saca un espejito empañado y se mira en él. ¿Es ese reflejo doliente el mismo que, cinco años atrás, silbaba de alegría mientras emborronaba un papel? Le gustaría hacer magia con las ojeras de su exánime saldo bancario, pero de la manga no le sale más que un triste kleenex que ha absorbido su húmeda rabia. Manchándose de carmín los dedos, se dibuja el símbolo del infinito en la frente.

domingo, 11 de noviembre de 2012

LA DIGNIDAD ABARATADA… o la matemática de la patada


Hasta el día en que le despidieron, Jorge K. ignoraba que fuese un número. Pensaba que la sombra que había proyectado durante un lustro en la empresa a la que había dado lo mejor de sí profesionalmente era una sombra antropomorfa, pero al leer el contenido del sobre sorpresa que dejaron sobre su escritorio y bajar los ojos al suelo, tal vez buscando que éste se abriese de golpe y le tragase, comprendió que no había sido más que la escuálida sombra que proyecta una cifra. Entonces le asaltaron las dudas. ¿Habían contratado cinco años antes a su esencia humana o a su esencia aritmética? ¿Había estudiado filología o trigonometría? ¿Eran ecuaciones aquello que parecían metáforas o acaso el diagrama de Venn se había travestido de rima asonante para hacerle luz de gas? Jorge K. trató de buscar palabras que resumiesen el dolor que sentía ante aquel golpe bajo, pero el común denominador de todas ellas anuló su significado, convirtiéndolas en números primos y encima homófonos con complejo de raíces cuadradas. Sintiéndose ya un empedernido estudio de caso, una cobaya perdida en aquel modelo de muestreo aleatorio, salió como sonámbulo a la calle y cruzó la carretera, daltónico a los colores del semáforo. El concierto clamoroso de cláxones, el chirrido histérico de frenos y el griterío desaforado le hicieron bajar la vista hacia la tierra. Estaba tan concentrado en intentar descifrar la codificada maraña burocrática que envolvía sus papeles de despido que ni se había dado cuenta de que le habían atropellado. Lo que más le jodió fue que, ni aun incorpóreo ni subido a una nube, se libraba de ser un frío número más en una triste estadística de accidentes de tráfico.      

sábado, 10 de noviembre de 2012

Apuntes póstumos sobre Gedeón


"A la cola, como todo el mundo" era la frase más empleada en el asteroide Gedeón. Constituía nuestro deporte nacional instar al prójimo a que se situase detrás de nosotros; la vista más común, la espalda ajena. Nacíamos uno tras otro en filas de 100, cortejábamos esperando pacientemente nuestro turno, nos casábamos por docenas, una pareja después de otra, siempre en escrupulosa fila, siempre en riguroso orden de llegada. Si una anciana se caía de bruces, nadie la ayudaba a levantarse por no perder la vez en la cola...

Vimos la luz del misil, pero ninguno quiso abandonar la fila.




Con este microrrelato quedé finalista semanal del Concurso Relatos en Cadena, organizado por la Escuela de Escritores y la Cadena Ser, el 8 de noviembre de 2012, un día muy significativo en mi vida. Gracias a los organizadores del concurso y enhorabuena a Víctor, el ganador.

Este es el enlace de la publicación:

Y en este enlace podéis escuchar el programa del jueves:
Cadena Ser - La Ventana - Relatos en cadena