viernes, 28 de septiembre de 2012

... Lo que puedas hacer hoy



Hasta chocarse contra una pila de maderos, Edmundo no fue verdaderamente consciente de la importancia de los dos recados que había dejado sin hacer. Sacó la lista del bolsillo y empezó a leerla en voz alta, dolorido aún a causa del golpe que se había dado contra aquellos colosos del bosque empequeñecidos, y preguntándose por qué razón un líquido espeso de color verde botella goteaba extrañamente de su codo derecho:



1. Amontonar los maderos en algún otro lugar que no sea de paso.

2. Tapar el bote de pintura de bungalows que dejamos abierto ayer.